Enclavado en el municipio de Sopelana, de casi 11,000 habitantes con amplias playas en su territorio, en la provincia de Bizkaia del País Vasco.